Lidiando con las emociones

Tomado de Psicologia en el bolsillo


“Si no dominas las habilidades emocionales, si no eres capaz de controlar tus emociones estresantes, si no puedes tener empatía y relaciones efectivas, entonces no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos.”Daniel Goleman (Tomado de “Aprendiendo de los mejores 2 – Francisco Alcaide)

Esta profunda frase con la cual he querido comenzar mi oferta de valor, es mi definición actual de alguien exitoso. Quienes me conocen saben que desde hace algunos años la IE y yo mantenemos una relación de amor profundo.


Otra de las frases que menciona (Alcaide) en su libro y que se ha convertido en una de mis favoritas por Daniel Goleman dice;

“Cuando lidias con personas, recuerda que no estas lidiando con criaturas de lógica sino con criaturas de emociones”.

Me parece que para quienes estamos enfocados en la aplicación de la inteligencia emocional, esta debe ser nuestra principal misión. Necesitamos levantar una campaña por todos los medios posibles, para alcanzar un mayor nivel de concientización sobre la importancia del dominio de nuestras emociones. La vida se trata de emociones, nosotros somos seres totalmente emocionales, por lo tanto a mayor conocimiento y dominio de nuestras emociones mejores podrían ser nuestras relaciones interpersonales.

Ahora bien, ¿que son las emociones?, pues lo estudiosos y expertos en la materia las definen como, “la reacción subjetiva a estímulos experienciales marcados por factores físicos y externos.” En otras palabras una emoción es una respuesta a lo que nos pasa día a día. O sea, es un proceso de causa y efecto, algo me ocurre y yo respondo o reacciono (acción / emoción).

Recientemente leí un artículo en una revista de psicología que decía que el hombre siempre se ha empeñado en entender el mecanismo de las emociones, y que la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en inglés)  entiende que en las últimas décadas se ha logrado un mayor nivel de conocimiento. Pero lo que más llamó mi atención fue, que ellos establecen que las emociones son la base de la motivación humana y que el lugar donde se reflejan es el rostro.

Por medio de varios estudios, se ha demostrado que las emociones se dan por igual en todos, más allá del nivel académico, condiciones médicas o del contexto cultural; y que se producen espontáneamente. Incluso hay emociones compartidas con ciertos animales.

Así amigos, partiendo de la premisa que el lugar en donde se reflejan más nuestras emociones es en el rostro, como diría aquella famosa periodista puertorriqueña, “ahora podemos hablar”.

Dígame usted lector si no se ha encontrado en la posición donde se produce una situación y usted trata de disimular al máximo su expresión facial para evitar que los demás vean su reacción (emoción), pero al final la emoción le domina y todos entienden perfectamente su reacción. Por eso es importante dejar claro que no estamos planteando que el control o domino emocional es una de las habilidades más fácil de desarrollar. Por el contrario reconocemos que es una tarea fuerte, pero eso si, no es una tarea imposible. Existe total evidencia que precisamente valida que aquellos que se dan a la tarea de alcanzar un mayor dominio de sus emociones son capaces de alcanzar sus metas de forma más rápida que los que no lo han logrado.

Tomado de accioncouch.com.mx


Un dominio o control emocional no solo nos permite conocernos, y conocer el porqué de nuestras reacciones. Igualmente nos permite conocer los patrones de conducta (reacciones) de aquellos con quienes interactuamos. Dicen que la palabra blanda calma la ira, y es que sin lugar a dudas la ira no se combate con ira, se combate con paz. Pero no podemos mantener la paz (control) en nosotros sí de ante mano no conocemos nuestras potenciales reacciones ante ciertas y determinadas condiciones.

Hablando sobre este tema uno de mis principales referentes locales, la Dra. Marieli Rios en uno de sus más recientes post comento y cito;

“Las emociones se convierten en problemas cuando no sabemos como aprovechar y entender la información que nos brindan, cuando nos “enredamos” en ellas y nuestra ignorancia emocional los coinvierte en un problema más. No es la emoción en si lo que perturba sino el no haber aprendido aun como leer y aprovechar la información que nos transmite.”

Para profundizar en este y otros temas relacionados a las emociones te invito a visitar a la nueva página de la Dra. Rios.

Estudios sobre la comunicación establecen que más del cincuenta y cinco por ciento de nuestro proceso de comunicación es uno no verbal. Sin lugar a dudas los puertorriqueños somos una raza que se nos hace casi imposible establecer un proceso de conversación sin utilizar nuestra expresión corporal. Desde mi punto de vista el concepto de “póker face” (o sea el uso de una expresión que oculte los verdaderos sentimientos), es algo casi imposible para nosotros en américa latina. Nosotros hablamos más con nuestra cara y manos que con nuestras palabras.

De ahí entonces la importancia del control emocional, porque como bien menciona Goleman en la frase inicial, si no somos capaces de controlar esas emociones que nos estresan, y que nos hace perder el control, no seremos capaces de dominar el proceso. Pero para mí, son mucho más delicados los dos elementos de la inteligencia emocional que tienen que ver con el otro. Si no somos capaces de desarrollar empatía por nuestro prójimo y si no logramos desarrollar habilidades para socializar no hay muchas probabilidades de éxito mi querido amigo y amiga. Si no somos capaces de compadecernos del dolor ajeno, si no podemos hacernos parte de las necesidades de mi vecino, de mi hermano, de mi compañero de trabajo, entonces estamos incompletos.

Este es mi lema de vida, «porque una vida sin servicio, es una vida sin sentido”.

Si no logramos desarrollar la capacidad de socializar y formar parte de la o las comunidades a las que servimos, entonces no seremos capaces de presentar una propuesta de valor para ellos.

El éxito no se trata de cuantos títulos universitarios tengamos, o de cuánto dinero nos podamos ganar, o de la posición y el título en nuestro lugar de trabajo. El éxito descansa en nuestra capacidad de formar parte, de integrarnos, de ser útiles, de servir y de amar.

Espero haber cumplido con mi compromiso de brindarte una oferta de valor para tu vida. Un fuerte abrazo y a continuemos aprendiendo a como lidiar con nuestras emociones.

No olvides dejar tus comentarios al final de la página.

Compártelo: Motiva a otros a conectarse

  1. Compartir

  2. Tweet


  1. WhatsApp

  2. Correo electrónico

#controlemocional #emociones #empatia #inteligenciaemocional

 

7875070901

©2020 by Arnold Duran - MetamorphosisPR. Proudly created with Wix.com