Con los ojos cerrados

“La ética o la moral deben de entenderse no solo como la realización de unas cuantas acciones buenas, sino como la formación de un alma sensible.” (Victoria Camps)

Hace algún tiempo alguien me hizo llegar la historia que hoy utilizare como plataforma para este post, cuando termine de leerlo lo archive para utilizarlo más adelante en uno de mis artículos. Pero esta semana mientras meditaba el tema a compartir, una buena amiga que se ha convertido en una mis fuentes de recursos, me envió un WhatsApp con la misma historia. Así que de inmediato entendí que el universo quien es mi más fiel aliado, y comprendí que ya me había contestado la pregunta que le estaba haciendo a mi corazón.

La historia que da forma a nuestro escrito dice así;

Un joven pregunta a un anciano:

– ¿Se acuerda de mí?

El anciano contesta que no. El joven dice «Fui su alumno».

El profesor pregunta:

– ¿Qué estás haciendo?

– Soy profesor

– Ah, qué bueno ¿Como yo?

– Sí. Me convertí en maestro porque usted me inspiró.

Entonces el profesor le pregunta cómo fue eso y el joven le cuenta la historia:

“Un día, un amigo mío, también estudiante, llegó con un hermoso reloj nuevo y decidí que lo quería para mí. Lo robé, lo saqué de su bolsillo. Poco después mi amigo notó el robo y se quejó a usted, que era nuestro maestro.

Ud. se dirigió a la clase diciendo:

– El reloj de su colega fue robado. Quien lo robó que lo devuelva.

Yo no lo devolví, no quería hacerlo. Ud. cerró la puerta y dijo a todos que se pusieran de pie y que iría a uno por uno para buscar en los bolsillos hasta encontrar el reloj. Pero aclaró que los estudiantes debían mantener los ojos cerrados mientras Ud. lo hacía.

Todos cerraron los ojos y usted fue de bolsillo en bolsillo. Cuando llegó al mío encontró el reloj, lo tomó y continuó buscando en todos. Cuando terminó, dijo: Abran los ojos, ya tenemos el reloj.»

No me dijo nada ni dijo quién había robado el reloj.

Fue el día más vergonzoso de mi vida y Ud. salvó mi dignidad para siempre. Nunca dijo nada ni mencionó el episodio, pero me dio una gran lección moral. Recibí el mensaje y entendí que esto es lo que debe hacer un verdadero educador

¿Se acuerda de ese episodio, maestro?

Y el profesor responde:

“Recuerdo la situación, el reloj robado, que busqué en todos los bolsillos, etc. Pero no te recordaba, porque también cerré los ojos mientras buscaba.”

La primera vez que ley esta hermosa historia de inmediato vino a mi mente la figura de “La Dama de la Justicia.” Para que tengamos un trasfondo sobre esta importante figura les quiero compartir algunos detalles importantes sobre la misma. Los expertos en el tema coinciden en que “la dama de la justicia” constituye una alegoría de la justicia inspirada en la mitología griega, particularmente en la diosa Themis, cuyo equivalente romano es Iustitia. De acuerdo a información recopilada, los atributos de Themis o Iustitia la convierten en la representación de la igualdad, la fortaleza y la imparcialidad. Esos atributos son: la balanza, la espada y la venda sobre los ojos.

Para aquellos que nos apoyan en todas nuestras redes sociales este artículo no es otra cosa que parte del hilo conductual en el enfoque que hemos dedicado para esta semana. Así que les invito a aquellos que aún no forma parte de nuestras redes sociales a que se nos unan, para así intercambiar información valiosa para nuestro desarrollo personal y profesional. Aquí les dejo los links para que puedan acceder a nuestras de Facebook, Instagram y Twitter.

Durante esta semana quisimos dedicar nuestros post, al concepto del liderazgo y a la figura del líder como ente de inspiración y motivación. Por tanto después de haber compartido el lunes información acerca de la importancia del concepto del liderazgo en los procesos de desarrollo, y de haber utilizado el miércoles el concepto del “storytelling” en nuestro Facebook para hablarles sobre la función de un líder en el desarrollo de equipos de alto rendimiento. No podíamos dejar fuera la  ETICA, la cual representa el pilar central de nuestro programa de “arquitectura emocional” dentro del proyecto de MetamorphosisPR. Y por supuesto la JUSTICIA, como la estrategia para impartir el concepto de la ética y hacer que este se haga “RHEMA” en la mente de los hombres.

Personalmente tengo la absoluta certeza de que sin una conciencia ética, no será posible desarrollar las destrezas básicas sobre las cuales descansa el liderazgo. Y por supuesto no alcanzaremos a convertirnos en lideres respetables. La historia que hemos querido utilizar para este mensaje es una muestra clara de lo que significa el desarrollo de una conciencia ética. Para hacer que la ética se haga “RHEMA” en nosotros, o sea que la ética pase a ser parte integral de nuestro ser, necesitamos desarrollar una conciencia clara sobre el respeto a los demás. Pero el desarrollo por los demás comienza por respeto por uno mismo, si nosotros no nos respetamos, es imposible desarrollar respeto por los demás.  Sin ética no seremos capaces de reconocer el respeto por los derechos de nuestros semejantes. Una verdadera conciencia ética, tiene como base los conceptos del respeto por la diversidad y el derecho a la inclusión. Ser éticos no es legislar solo para unos,  es desarrollar planes estratégicos que provean las herramientas necesarias para la igualdad de servicios y oportunidades para todos por igual.

El joven de nuestra historia descubrió el valor, el significado y el poder de la ética a través de una muy difícil situación. Sin lugar a dudas, el acto que cometió bajo su ignorancia de juventud, lo hizo atravesar por uno de los momentos más vergonzosas que un ser humano pueda atravesar, ser identificado como un ladrón. Pero el universo tenia diseñado ya, todo un plan perfecto para convertir a alguien joven e ignorante, en un promotor de la ética.

El suceso que registra nuestra historia no es uno totalmente alejado de la realidad que estamos viviendo. Lamentablemente por un sinnúmero de razones que no vamos a profundizar en este mensaje, muchos de nuestros jóvenes se nos están perdiendo por no tener una conciencia clara sobre el proceso que toma alcanzar nuestros sueños. Las generaciones actuales nacieron bajo el impacto de los adelantos tecnológicos, que dan la impresión de que la vida se trata de hacer un clic y que todo esté en nuestras manos.

Pero el camino hacia tener todo eso que nos gustaría o que soñamos tener, es un camino plagado de mucho sacrificio, dedicación y esfuerzo. Pero para algunos, esperar, trabajar, luchar, y sacrificar tiempo y energía no es una opción. Así que simplemente deciden convertirse en “amigos de lo ajeno”. Algunos de nuestros jóvenes y de los no tan jóvenes piensan que es más fácil alcanzar eso con lo que se sueña de otra una forma más fácil y cómoda. Hay muchos adultos que no están dispuestos a sacrificar nada por obtenerlo todo.

Diariamente vemos y leemos noticias de actos antiéticos cometidos en múltiples lugares. Aquellos a quienes los pueblos han seleccionado para que dirijan los destinos de sus vidas, solo han visto una maravillosa oportunidad de lucrarse personalmente,  lucrar a sus familiares y amigos, y poner el beneficio del pueblo en último lugar. Desarrollar una conciencia ética no es un proceso exclusivo para cierto nivel de capacidad intelectual. La conciencia ética descansa en una simple premisa; “hacer las cosas bien aun cuando nadie nos ve.”

“Con la moral corregimos los errores de nuestros instintos, y con el amor los errores de nuestra moral.” (José Ortega y Gasset)

Para permitir que los conceptos éticos se hagan “RHEMA” en la vida de los seres humanos, es necesario tener la sabiduría para impartir el concepto de la JUSTICIA, la cual sin duda está representada por nuestro segundo personaje. De la misma forma que en la figura de “La Dama de la Justicia”, los atributos  de la balanza, la espada y la venda sobre los ojos, se convierten en la representación de la igualdad, la fortaleza y la imparcialidad. Desde mi punto de vista, el proceso que utilizo nuestro personaje le convierten en la justicia de nuestra historia.

Establecemos que la balanza de la dama de la justicia está en equilibrio, y que esta representa simbólicamente la igualdad ante la ley y la «justa» medida que ha de tomar el juez.  En nuestra historia, cuando nuestro maestro cierra la puerta del salón y le pide a TODOS que cierren sus ojos para buscar en sus bolsillos, les envía un contundente mensaje de equidad y de respeto por los derechos de todos. No se les revisarían los bolsillos solamente a los alumnos becados, aquellos cuyos padres no podían pagar la matricula, por pensar que por carencia económica alguno de estos jóvenes pudiera haber hurtado el reloj. Aquel proceso haría valer el derecho de que todos serian inocentes hasta que se probara lo contrario. Y para hacer aún más justo el proceso, la búsqueda se haría sin que nadie más que el profesor, pudiera ver aquel proceso de búsqueda del culpable.

Pero lo que convierte a esta historia en una ideal para describir el proceso de justicia y enseñanza de la ética, es el planteamiento final. Para hacer valer aún más los procesos de verdadera justicia, el juez analizaría la evidencia con los ojos cerrados. Para mí, la justicia debe ir enfocada en identificar el error y erradicarlo, no siempre necesitamos cortar la cabeza a quien cometió el error. De igual forma, que la espada en la dama de la justicia representa la fortaleza o firmeza de la decisión que ha sido tomada, la cual no puede ser evadida por los enjuiciados, en muchas ocasiones identificar el ladrón y apresarlo no soluciona la mala práctica. Hay acciones en que es necesario que estas sean juzgadas por nuestras propias consciencias. Hay momentos en la vida, que necesitamos dejar que esa señora llamada consciencia, que no duerme ni descansa, nos torture día y noche, hasta que esa vergüenza interna nos haga comprender nuestro error y despertemos a una nueva verdad.

“Trabaja para mantener viva en tu pecho esa pequeña chispa de fuego celeste, la conciencia.” (George Washington)

Y por último, pero no menos importante, de esa misma forma que las vedas en los ojos representa el valor de la imparcialidad. Sin lugar a dudas, la justicia NUNCA, deberá detenerse a mirar el origen o la posición social de cada quien. Por el contrario, como lo demostró nuestro querido profesor, la justicia estará siempre obligada a determinar lo que es correcto de acuerdo a las leyes. El popular dicho que reza: «la justicia es ciega», no es una idea irracional. Es sin duda lo que tiene que representar la justicia.

En muchas ocasiones parecería que ser ético y justo esta pasado de moda. Ninguno de estos dos grandes conceptos puede ser tomado como un asunto de moda, sino como un asunto de consciencia social y moral. Hacer las cosas bien aun cuando nadie nos ve, no es un simple slogan para cumplir con nuestros compromisos sociales. Hacer las cosas bien, tiene que convertirse para todos, en nuestro estilo de vida. Hacer RHEMA la ética y la justicia tiene que ser parte de nuestro compromiso como líderes. Y posiblemente usted pueda decir; “es que yo no soy líder, haya los lideres con sus responsabilidades.” Pues mí amado lector todos somos líderes de nuestras vidas, todos estamos llamados a modelar con nuestro comportamiento, los valores que decimos perseguir. La ética y la justicia no son conceptos de unos pocos, son la base de una vida enmarcada en un propósito real de desarrollo individual y colectivo.

La próxima vez que te encuentres frente una oportunidad de demostrar tus valores éticos y de justicia, solo cierra tus ojos y actúa con tu corazón. Al fin de cuentas, eso es lo que registra la Biblia cuando dice y cito; “De la abundancia de nuestro corazón hablara nuestra boca.”

¡Un fuerte abrazo y bendiciones!

“Hay que ser buenos no para los demás, sino para estar en paz con nosotros mismos.” (Achile Tournier)

Me encantaría que utilizaras el buzón de comentarios y me dejes saber tu retroalimentación sobre las ideas presentadas. Y por favor si te gusto dale LIKE y por supuesto compártelo con todos aquellos que pienses pudieran ser bendecidos con esta información.

Compártelo: Motiva a otros a conectarse

  1. Compartir

  2. Tweet


  1. WhatsApp

  2. Correo electrónico

#Etica #Liderazgo #DesarrolloPersonal #inteligenciaemocional #Justicia

 

7875070901

©2020 by Arnold Duran - MetamorphosisPR. Proudly created with Wix.com